Suscribete

National Express, compañía de transporte asturiana refuerza su liderazgo en Marruecos tras ganar el contrato de transporte de Casablanca

Paso a paso. Primero fue Marrakech. Después llegaron Agadir, Tánger y Khouribga. El pasado agosto fue Rabat y, recientemente, Casablanca. Alsa firmó en octubre pasado un contrato con el Ayuntamiento de esta última ciudad para gestionar el transporte urbano por el que prevé facturar 729 millones de euros durante la vigencia del mismo (10 años), que podrían llegar a 1.000 millones ya que el acuerdo contempla una prórroga de cinco años. Este último movimiento refuerza el liderazgo de la filial de National Express en Marruecos. “Llegamos con un compromiso de permanencia y una visión a largo plazo. Creo que esto ha sido decisivo para ser reconocidos como un operador en quien se puede confiar”, dice el consejero delegado de Alsa, Francisco Iglesias.

El secretario general de la Unión Internacional de Transporte Público (UITP), Mohamed Mezghani, resalta que “la experiencia en diversos contextos ha facilitado la penetración e integración de Alsa en Casablanca”. Mezghani no duda en la capacidad de la empresa española para triunfar en la capital económica marroquí, ya que “tiene una gran experiencia operando en el país y sabe muy bien qué esperan los marroquíes y cómo entablar relaciones con las autoridades locales”. Pero avisa: “Tendrán que estar a la altura del servicio prometido”.

El éxito en el país africano es la réplica de un modelo de negocio ya consolidado en España, aunque Alsa sigue buscando las fórmulas para adaptarse a los desafíos del sector del transporte de viajeros por carretera. “Hay un problema de resolución jurídica de los contratos y además está cambiando la movilidad”, apunta Iglesias. Una de esas luchas es la planificación integrada de un transporte urbano que facilite la convivencia con las personas en el reparto del espacio público, como explica Manel Ferri, en su informe La movilidad al trabajo: un reto pendiente. Este experto en transporte resalta que “cada medio de desplazamiento debe estar integrado en una estrategia de red que tenga en cuenta la intermodalidad y la continuidad de los itinerarios”. Esto facilitaría que el coche no fuera el medio hegemónico que es hoy.

El responsable de Alsa explica que la apuesta por el transporte público es un trabajo común de la industria, las autoridades y los consumidores. “Creo que es el reto más complejo que tienen las Administraciones y, si no se avanza más rápido, es porque es un problema muy complejo”, asegura. En este diagnóstico coincide el secretario de la Asociación para la Promoción del Transporte Público (PTP), Albert Obiols. “El reto es hacer un sistema más eficiente en función del tamaño del vehículo y la introducción de nuevas tecnologías, que cada vez se están introduciendo más, sobre todo con rutas híbridas o eléctricas en el caso de sitios más urbanos”. Alsa espera que a finales de año el 10% de su flota sea ecológica.

Fuente: elpais

Tal vez le interese:

indegate consulting

Sé el primero en comentar en "National Express, compañía de transporte asturiana refuerza su liderazgo en Marruecos tras ganar el contrato de transporte de Casablanca"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*