Suscribete

Enfoque en Egipto: éxito económico y un futuro optimista

El Cairo, Egipto

Egipto es la tercera economía más grande de África y la segunda más poblada. Para 2050, Egipto tendrá 160 millones de habitantes; El 22 por ciento será menor de 18 años.

Egipto tiene más de 100 millones de habitantes, con un crecimiento anual del 2% (estimaciones del Banco Mundial para 2019). Más importante aún, el 60% de ellos son jóvenes (Middle East Institute). En 2015, Sri Mulyani Indrawati, director gerente del Banco Mundial, enumeró cuatro áreas clave de desarrollo que, si se mejoran, mejorarán la vida de los jóvenes y la sociedad egipcia en general, a saber, la gobernanza, el estado de derecho, la economía y la sociedad. inclusión. Lo mismo ocurre hoy. 

El crecimiento del PIB real de Egipto fue sorprendentemente positivo con un 3,6% durante el año fiscal 2019/2020 (el año fiscal se extiende desde el 1 de julio hasta el 30 de junio), aunque fue inferior al 5,6% en el año fiscal 2018/2019 (Banco Mundial). Se prevé que el GPD crezca un 3% para el año fiscal actual que finaliza el 30 de junio de 2021 (FMI). Estas sucesivas caídas se deben en parte al bloqueo de Covid-19 desde mediados de marzo hasta el 1 de julio de 2020 en Egipto y sus repercusiones adversas en la economía, especialmente en el sector turístico, que representa el 5,5 por ciento del PIB (BAfD). Egipto tiene una economía en la que el gobierno está en el centro de la economía en lugar de los empresarios (FMI). Esta estructura sofoca la competencia y la innovación y promueve la mala asignación de recursos (el gobierno es menos productivo que el sector privado). Egipto no puede permitirse más de lo último: la deuda pública se acerca al 100% del PIB a 90. 6 por ciento en 2020 (un aumento del 4 por ciento con respecto a su nivel de 2019). El sesenta por ciento de la deuda actual vence en un año o menos (BAfD). 

A lo largo de la historia, Egipto ha tenido que afrontar numerosos retos, sin embargo, el país ha trabajado siempre incansablemente para superar todos y cada uno de estos desafíos. Debido a su posición geopolítica, Egipto ha tenido que responder a los profundos cambios producidos en la escena regional e internacional y también a numerosas crisis, pero esta ubicación geográfica también ha sido una de las claves de su proceso de desarrollo económico.

Este proceso de desarrollo, sin lugar a dudas, se ha acelerado en los últimos años y desde el año 2011 se han impulsado programas de reforma económica a largo plazo, fruto de una nueva visión del desarrollo económico que busca llevar a cabo reformas estructurales clave, reformas necesarias para tratar los principales problemas que arrastraba la economía egipcia: lograr la estabilización macroeconómica, la recuperación del crecimiento y el empleo, la reducción de la deuda y ello a la vez que se garantiza la protección social de los sectores más desfavorecidos.

El país supera la pandemia con buenos resultados y recupera tímidamente el turismo
PHOTO-El país supera la pandemia con buenos resultados y recupera tímidamente el turismo

Durante el mandato del presidente Al-Sisi, y con el consenso y el apoyo del pueblo egipcio, se han reformado las políticas de gasto para que el gasto público que estaba centrado principalmente en el consumo pasara a ser un gasto productivo que impulsara el crecimiento económico.

De forma que el gasto productivo ha tenido una importancia esencial en el gasto público y este se ha dirigido decididamente a la inversión para impulsar el crecimiento de todas las regiones del país, para reforzar los principales sectores de la economía egipcia y también para alcanzar un desarrollo económico sostenido, sostenible y humano.

De manera que se ha invertido de forma muy importante en infraestructuras, impulsándose la construcción de carreteras, puentes, vías de ferrocarril, se ha construido una Nueva Capital Administrativa, se ha invertido en el tejido industrial y en el sector servicios, en la rehabilitación de tierras de cultivo y la modernización del sector agrario y en proyectos de investigación y desarrollo, destacando en primer lugar la transformación a una nueva Administración más digital en la que las nuevas tecnologías tienen un papel clave.

PHOTO-El país supera la pandemia con buenos resultados y recupera tímidamente el turismo
PHOTO-El país supera la pandemia con buenos resultados y recupera tímidamente el turismo

Una economía moderna

Todo ello es parte del plan de reformas iniciado en 2017 avalado por el Banco Mundial y que se ejecuta en colaboración con el Fondo Monetario Internacional para hacer de Egipto una economía moderna y un país capaz de enfrentarse con solvencia a los numerosos desafíos tanto internos como internacionales.

El objetivo no es solo el crecimiento económico sino también la mejora paulatina del bienestar económico y social de sus ciudadanos se trata de conseguir que el desarrollo se dirija hacia la justicia social y se proteja a los grupos más desfavorecidos.

Por ello, la promoción del desarrollo económico ha ido acompañado de políticas sociales para un desarrollo humano e inclusivo, en educación, en sanidad y en el acceso a las clases más desfavorecidas a una vivienda digna, siendo muy numerosos los proyectos de construcción de viviendas sociales y de alojamiento de familias que residían en asentamientos irregulares en zonas muy deprimidas.

Las reformas económicas y sociales han dado sus frutos, y los informes del Fondo Monetario Internacional, del Banco Mundial y de los organismos e instituciones competentes han destacado las notables mejoras en los indicadores económicos y sociales desde el inicio del programa de reformas y también han subrayado la notable mejoría en los indicadores en los que se observaba unas mayores deficiencias, destacan en particular:

  •  La liberalización del tipo de cambio de la libra egipcia
  •  Se ha acelerado la tasa de crecimiento económico,
  •  Se ha reducido de forma muy importante el déficit público, habiéndose incrementado los ingresos públicos a través de la reforma del sistema fiscal y de control de gasto,
  •  Se ha reducido también la deuda externa y se han aumentado las reservas en divisas extranjeras,
  •  Ha descendido y se ha contenido la inflación,

Las políticas sociales implementadas y la confianza de la población egipcia en el Gobierno han permitido que ello no afectara a la situación de estabilidad interna del país.

PHOTO-El país supera la pandemia con buenos resultados y recupera tímidamente el turismo
PHOTO-El Banco Mundial y de los organismos e instituciones competentes han destacado las notables mejoras

Buen tratamiento de la pandemia

Sin lugar a dudas, la nueva situación de pandemia internacional por coronavirus ha afectado a toda la comunidad internacional sin excepción, y ha supuesto también un reto muy importante a la economía egipcia, y, sin embargo, la gestión de la pandemia por parte de Egipto ha sido valorada muy positivamente a nivel internacional. Según los últimos datos, Egipto ha tenido 105.033 personas confirmadas de coronavirus, y poco más de 6.000 muertes, con una población de más de 100 millones de habitantes. En el mes de octubre tiene un promedio diario de solo 100 casos contagiados y 16 muertos, según la Ministra de Salud.

Egipto ha logrado un equilibrio entre la adopción de las medidas sanitarias necesarias para enfrentarse a la pandemia, la continuación de la actividad económica, y sus políticas económicas de desarrollo que han destinado una gran parte de su presupuesto a la mejora de los sectores sanitario y educativo y se han destinado también importantes recursos para apoyar a los trabajadores temporales y a las familias más afectadas por esta crisis, y eso sin depender de ningún apoyo de fuera sino de sus propios recursos.

el Banco Mundial y de los organismos e instituciones competentes han destacado las notables mejoras
PHOTO-La fortaleza de la libra egipcia y que se prevé una mejora de los ingresos de las divisas ello pese a la crisis sanitaria.

Cabe destacar, que, en septiembre de 2020, en plena crisis sanitaria internacional, la agencia de calificación Moody´s elogió los indicadores de capacidad crediticia de Egipto, otorgándole la calificación B2 calificándola como estable, siendo que la calificación depende de la capacidad del país de afrontar sus deudas, de la reducción de sus necesidades crediticias y del mantenimiento de sus reservas de divisas extranjeras.

Así mismo, el grupo de Banca de Inversión Goldman Sachs ha reconocido la capacidad de la economía egipcia para soportar los efectos de la pandemia y hacer frente a sus responsabilidades. Ha destacado que ya se ha recuperado el 50% de la inversión indirecta extranjera que salió del país al inicio de la crisis (unos 10.000 millones de dólares), que las expectativas económicas de inflación son positivas y también lo es la fortaleza de la libra egipcia y que se prevé una mejora de los ingresos de las divisas ello pese a la crisis sanitaria.

Se recupera el turismo

De este modo, el sector turístico también da muestras de una progresiva y robusta recuperación: Wizz Air ha anunciado la reanudación de tres vuelos semanales entre Milán y Alejandría, KLM tras tres años sin volar a El Cairo ha vuelto a operar, y se han reanudado también vuelos desde Rusia, Kazajistán, etc. Y todo ello no es sino muestra de que la estricta implementación de las medidas sanitarias para hacer frente a la pandemia hace de Egipto un destino turístico seguro.

Es de mencionar la estrecha relación amistosa entre España y Egipto y que Egipto aprecia el turismo español debido a que éste siempre ha optado por el turismo monumental, Egyptair ha vuelto a volar a El Cairo desde Madrid, y desde noviembre 2020 varios turoperadores españoles lanzarán vuelos especiales desde Madrid directo a Luxor, otro vuelo especial saldrá desde Pamplona directo a Luxor, y también se ha informado de nuevas reservas como consecuencia de las noticias positivas, entre otras la apertura de nuevos museos en El Fustat (barrio copto) y en Sharm El Sheikh, los últimos descubrimientos en Sakkara, el desarrollo de la ruta de la Sagrada Familia, la apertura del Palacio Real de Abdeen del ex rey Faruk, sin mencionar que en los próximos meses se va a inaugurar el nuevo museo, el más grande del mundo, en las afueras de El Cairo. Egipto desde julio 2020 hasta la fecha ha recibido más de 400.000 turistas y todos han vuelto contentos a sus países sin incidentes.

Control de la construcción

Otro ejemplo es el Registro público digital de la propiedad, en el que se recoge el registro tanto de inmuebles de naturaleza urbana como de terrenos de naturaleza agraria y rural, registro que ha supuesto una solución al problema de la expansión descontrolada de la construcción en los espacios naturales y agrícolas que se produjo tras la revuelta de 2011.

La política de gasto es sin duda una herramienta fundamental en la política económica, así el Estado egipcio ha declarado el objetivo de incrementar la inversión pública en 2020-2021 un 55% respecto del año anterior, lo que supone un total de 280.000 millones de libras egipcias (de los que 225.000 vienen del presupuesto general del Estado) y de los que el 10% irá destinado a proyectos de agua y saneamiento.

la fortaleza de la libra egipcia y que se prevé una mejora de los ingresos de las divisas ello pese a la crisis sanitaria.
PHOTO-Egipto desde julio 2020 hasta la fecha ha recibido más de 400.000 turistas y todos han vuelto contentos a sus países sin incidentes.

Es necesario destacar nuevamente la importancia de la inversión llevada a cabo en infraestructuras y especialmente en los importantísimos proyectos de obra pública que se han desarrollado, siendo que el sector de la construcción se ha convertido en el verdadero motor de crecimiento de la economía egipcia durante la crisis sanitaria de la COVID-19.

De este modo, la inversión en proyectos de obra pública ha permitido que el crecimiento de la economía egipcia se situara en el 3.5% en el 2019-2020 y que pese al incremento de despidos en el sector privado por la pandemia, se pudiera contener la tasa de desempleo en el país, ya que ha sufrido únicamente un ligero aumento durante el segundo trimestre de 2020 (así la tasa de desempleo subió muy ligeramente, del 9,6% en comparación con el 7,7% del primer trimestre, y aumentó únicamente un 2,1% con respecto al mismo período del año anterior), además, el gasto público en infraestructuras ha estimulado en gran medida el crecimiento de diversos sectores de la economía y ha contrarrestado en gran medida los efectos económicos negativos de la pandemia.

Fuente: Atalayar

Tal vez le interese:

indegate consulting

Sé el primero en comentar en "Enfoque en Egipto: éxito económico y un futuro optimista"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*