Suscribete

El reto de la cohesión social y territorial en Marruecos

La inversión pública es una de las locomotoras del crecimiento en Marruecos.
Desde el año 2008, prácticamente se ha doblado abriendo interesantes oportunidades para empresas nacionales y extranjeras.
Sin embargo no siempre esas inversiones han sido equitativas entre las regiones.
La cohesión social y territorial es un objetivo necesario pero complejo, y rquiere de la participación y concertación de los actores tanto públicos como privados a nivel nacional y local.

EL Consejo Económico y Social de Marruecos (CESE) en uno de sus informes, confirma las deficiencias y la concentración de las inversiones en unas zonas sobre otras.
Este es el caso especialmente en las provincias del sur, donde «el gasto público alcanzó 5.500 DH por persona, o de un nivel superior al 31% en comparación con el promedio nacional.» En esta región, el Estado y sus organismos son generadores del 54% del PIB local, lo que genera una gran  dependencia de esos territorios del presupuesto público.

Entre las deficiencias y disparidades más evidentes, advierte el CESE, destacan la debilidad de la red de transporte que limita la capacidad de desarrollo de determinadas regiones, y zonas montañosas en particular.
 Igualmente destaca la forma en que se transfieren recursos –financiación- del Estado a las autoridades locales.
El 1% de los ingresos del Impuesto de Sociedades o IRPF, se transfieren en forma de capital a las regiones, pero sin tener en cuenta su realidad geográfica y número de sus poblaciones.
Esto da lugar a una distribución inequitativa, que no beneficia a las rentas más bajas, en el que además hay una infrautilización de las herramientas de cooperación y solidaridad entre las comunidades para la realización de proyectos tales como plantas de tratamiento de aguas residuales de aguas residuales, rellenos sanitarios controlados …etc.

En definitiva, que la potencia inversora del Estado es condición necesaria pero no suficiente para el desarrollo económico y social de los territorios.
Además de la cantidad, es necesario hacerlo con calidad, con estudios de necesidades, planificación y evaluación de los resultados e impacto de las inversiones del Estado.

Tal vez le interese:

indegate consulting

Sé el primero en comentar en "El reto de la cohesión social y territorial en Marruecos"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*