Suscribete

A pesar de la pandemia, el mercado africano sigue siendo atractivo para las empresas españolas

Nueva estrategia Horizonte África

CONSTRUYENDO ALIANZAS

A través del Centro Internacional de Capacitación en Mantenimiento de la Paz, Kofi Annan, varios expertos africanos y españoles de Madrid, debatieron en línea sobre la seguridad en el Sahel el jueves 5 de noviembre de 2020.

¿Su meta? Destacar la contribución de España a la paz en África Occidental. A principios de octubre, la ministra de Asuntos Exteriores de España, Arancha González Laya, regresó de una gira por Níger y Chad como presidenta de la asamblea general de la Alianza del Sahel.

Como miembro de la alianza desde enero de 2018, España participa en 91 proyectos, para los que se ha destinado un total de 124 millones de euros (147,1 millones de dólares). España también liderará la Misión de Formación de la Unión Europea en Malí en enero de 2021, a la que es el mayor contribuyente en términos de personal. Finalmente, la Guardia Civil española lidera el proyecto de la Unión Europea (UE) Groupes d’Action Rapides – Surveillance et Intervention au Sahel (GAR-SI Sahel) para la creación de unidades de gendarmería en Senegal, Mali, Burkina Faso, Chad y Níger.

Desde la adopción del Plan África III en marzo de 2019, el gobierno español ha puesto la mira en África. Mucho más ambicioso que los dos planes anteriores, este se construye en torno a cuatro objetivos: paz y seguridad, crecimiento económico, consolidación de las instituciones africanas y regulación de los flujos migratorios, y por primera vez no tiene límite de tiempo.

Es cierto que la crisis sanitaria mundial ha frenado algunas de sus iniciativas. “Tenía un presupuesto de más de 1 millón de euros para el Plan África III y no gasté casi nada”, dice Raimundo Robredo Rubio, director general para África del Ministerio de Relaciones Exteriores. «Por ejemplo, pospusimos la visita de alcaldes africanos a Madrid en el otoño y un programa de intercambio [para funcionarios] con la Unión Africana».

Sin embargo, la mayoría de las promesas hechas ya se han cumplido. España abrió una embajada en N’Djamena este año, elevando sus embajadas en África subsahariana a 24, la cuarta red más grande de un país europeo en África. Cada embajada tiene su propia serie de objetivos. En Dakar, el primer Instituto Cervantes, que promueve la lengua y la cultura españolas, fuera del Magreb se inaugurará en 2021, y se prevé otro para Costa de Marfil, donde “la demanda de cursos de español es alta”, dice Robredo Rubio.

En julio, el Ministerio de Comercio e Industria presentó su nueva estrategia Horizonte África para fortalecer la presencia económica e institucional de España en el continente. A pesar del débil crecimiento debido a la pandemia, el mercado africano sigue siendo atractivo para las empresas españolas en busca de nuevas perspectivas.

Empresas españolas de los sectores de la construcción, agua y energía, transporte y agroindustria operan en el continente. Algunos de los nombres incluyen el grupo constructor TYPSA y Marguisa e Indra, centrados en el transporte.

TYPSA, líder en África

A principios del pasado mes de octubre TYPSA ganó dos licitaciones para supervisar las primeras fases de la obra de construcción de la zona tecnológica de Luanda en Angola. Pilotada por Huawei, la zona cuenta con el respaldo del gobierno angoleño y del Banco Africano de Desarrollo. Está previsto que se inaugure en diciembre de 2021. La firma ganó 45 millones de euros en acuerdos en 2019, un 100% más que en 2015.

TYPSA consiguió su primer contrato en África en la década de 1970 para supervisar la presa de Al Izdihar en Argelia. Desde entonces, ha ampliado su presencia a unos 30 países, con oficinas permanentes en Túnez, Marruecos y Kenia.

Los equipos de TYPSA están supervisando actualmente la construcción del aeropuerto internacional de Bugesera en Ruanda y la presa de Kalâa Kebira en Túnez, donde también están prestando asistencia técnica para la construcción de seis plantas desaladoras. En marzo, el grupo fue designado para trabajar en el proyecto de rehabilitación de 330 km de la línea ferroviaria Belabo-Ngaounderé en Camerún. En 2021, comenzará a trabajar en 170 km de carreteras en el enclave de Cabinda en Angola.

Marguisa es el primer operador marítimo de Guinea Ecuatorial desde hace más de 30 años, transportando principalmente cítricos y madera de la antigua colonia española. Las actividades de la empresa están ahora mucho más diversificadas, ya que trabaja con mercancías en contenedores, roll-on / roll-off y otros. Pertenece al grupo holding Sea & Ports, lo que le ha ayudado a reforzar su presencia en África, donde cuenta con una veintena de establecimientos repartidos por las costas entre Túnez y Angola, pero también en Latinoamérica, Asia y en los puertos del norte. Europa.

Tecnologías digitales

En los últimos años, muchos países africanos han invertido en su infraestructura de transporte y energía, mientras que al mismo tiempo han incrementado el desarrollo urbano. Hoy en día, buscan hacer que estas diversas instalaciones sean más seguras y eficientes a través de tecnologías digitales. Aquí es donde entra Indra.

El grupo se afianza por primera vez en el norte de África, principalmente en el campo de las tecnologías aplicadas al transporte y al sector de la defensa. En la actualidad, Indra se centra en la gestión del tráfico aéreo , donde trabaja con los principales proveedores de servicios de navegación como Asecna, que cubre 17 países, y la energía. Tiene dos oficinas regionales en Dakar y Nairobi.

Siguiendo los pasos de las grandes corporaciones, cada vez más empresas españolas apuestan por Marruecos como plataforma para el África subsahariana. Es el caso, por ejemplo, de la empresa vasca Tudefrigo, especializada en transporte refrigerado. Estableció una base en Tánger en 2011, desde donde también sirve a Mauritania y Senegal.

Para dar un nuevo dinamismo a sus objetivos políticos africanos, el gobierno español ha designado a un diplomático en misión especial para el Plan África III, Alberto Virella, que fue embajador en Senegal entre 2015 y 2020.

Ha preparado la primera Mesa África, que tuvo lugar en noviembre en Madrid. Este encuentro de actores civiles españoles en África – ONG, think tanks y sector privado – “es una herramienta muy innovadora que no tiene equivalente en ningún otro departamento del ministerio”, insiste Robredo Rubio, argumentando que esto demuestra que África sigue siendo una prioridad de la política exterior española.

Con todos estos esfuerzos y recursos para la paz y el desarrollo en África Occidental, Madrid pretende desempeñar un papel de liderazgo en el continente.

Adaptación: Jorge Lois Díez

Tal vez le interese:

indegate consulting

Sé el primero en comentar en "A pesar de la pandemia, el mercado africano sigue siendo atractivo para las empresas españolas"

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*